La razón no se lleva con la pasión.

… Hasta que la cordura y la razón me separe de ti.

El extrañarte ya paso de moda… tal vez porque es un año nuevo, o simplemente es un sentimiento absurdo… Absurdo como regar una planta muerta.

No pienso pedirte nada más, porque no puedo esperar nada de ti…

Siempre que espero algo, aunque sea la cosa más mínima me defraudas… Y sin embargo sigo aquí dispuesta a tu regreso.

Aunque tu ausencia ya no duela, pero tu esencia sigue viva a mi lado atormentándome…. ¿Qué es eso? ¿Es amor? Yo diría que es el amor del más puro porque a pesar de que sepa que eres un cobarde y que no puedo pedirte más. Sé que me vas a defraudar, porque sé que siempre el miedo te va a poder más, voy a esperar a que regreses.

Y cuando eso pasa tus caricias siguen siendo el sabor más rico, el sabor que me hace querer estar disfrutando, el sabor que me excita y me tienta a dejar todo a un lado, y entregarme al placer de tus labios, de tus besos en mis labios, en mis pechos, en mi abdomen, y en mi.

El sabor de ti en mi, no puedo pedir nada más, y decirme una vez más que la espera valió la pena, entonces enredar mis piernas en tus piernas y aferrarme al tiempo que nos queda.

El amor más puro es no esperar que la persona cambie su ser, sino aceptarla como es…

 

En mi caso me tocó quererte a ti… Hasta que la cordura y la razón me separe de ti.

Resultado de imagen para estar de cucharita

Recordar y dejar ir…

Pensar que tiene dos años que por primera vez tomamos una botella de vino, y es que bien dicen que está mal recordar lo que ya no es, pero ¿que te puedo decir? Yo no olvido, no es porque seas tú, y al mismo tiempo si es porque eres tú Continue reading “Recordar y dejar ir…”

Sino es amor…

Y es que dicen que el amor de lejos es amor de pendejos…

Creo que el amor es el sentimiento más cegador y deslumbrador de todos, te hace entregar partes de ti que muchas veces ni siquiera sabíamos que las teníamos, y gracias al amor aprendemos a identificarlas.

A veces pienso en lo que tenemos… ¿Será amor? Continue reading “Sino es amor…”